Música de Chile
2000
16
ABRIL
Armendáriz Azcárate, Maite (2000)
Más allá de que en un rincón del alma cada cual tiene su canción, ¿qué puede significar la música para un niño...? Profesores, cultores y difusores analizan tanto los fundamentos educativos como lo que hoy se canta y se escucha entre los más chicos.

El segundo encuentro de la canción infantil se realiza este mes en el Centro de Extensión de la Universidad Católica. El programa contempla la presentación en vivo durante los fines de semana, a las 19 horas, y los domingos, también a mediodía, de grupos como Mazapán, Tiramizú, Zapallo, Acuarela, Agualuna y Tralalí y los compositores e intérpretes Manuel López, Soraya Jacob, Josefina Laval y el personaje Pin Pon.

2000
5
ABRIL
Swinburn, Daniel (1999)
El ensayo histórico "Historia de un Conflicto: El Estado y los Mapuches en el Siglo XX", de José Bengoa, recientemente publicado por Editorial Planeta, permite tener una aproximación seria al mundo de la Araucanía. Las reivindicaciones que vive dicha comunidad en el presente tienen una gran continuidad histórica, aunque adquieren renovadas energías con la actual ley indígena de 1993.

José Bengoa es una de las voces más autorizadas para hablar de la realidad cultural de los mapuches. Sus investigaciones históricas y antropológicas le han otorgado un gran conocimiento del tema, enriquecido además por su experiencia personal de comunicación con los actores sociales de dicha sociedad. Bengoa es un investigador en terreno, autor de una amplísima investigación científica de muchos años, la cual le permite escribir un ensayo como el que acaba de publicar, de historia contemporánea, donde sus juicios personales aparecen tan confiables como la fuente que utilizaría un historiador tradicional. Su experiencia aporta un conocimiento privilegiado, capaz de hacer llegar su relato hasta nuestros días para ofrecer una posibilidad de futuro al conflicto actual.

2000
30
MARZO
Foerster, Rolf (1999)
En los últimos meses han comenzado a circular tres libros sobre los mapuches, bajo el sello de importantes editoriales. Son tres obras que se mueven en la línea del ensayo, aunque marcadas por horizontes disciplinarios distintos. En septiembre apareció la obra del periodista y ex capitán del Ejército de Chile Aníbal Barrera, El grito mapuche (Ed. Grijalbo); en octubre, la del poeta mapuche Elicura Chihuailaf, Recado confidencial a los chilenos (Ed. Lom) y, por último, este mes, la del cientista social José Bengoa, Historia de un conflicto (Ed. Planeta).

El horizonte común a estos trabajos es el intento de describir y explicar la dinámica interna de la sociedad mapuche, los lugares endógenos desde donde brotan sus demandas comunitarias, y, de esa forma, hacer también comprensible el sentido de las políticas levantadas por la dirigencia del pueblo mapuche: su reconocimiento como pueblo, la recuperación de sus tierras ancestrales y la búsqueda de espacios de autonomía.

2000
30
MARZO
Contardo, Oscar (1999)
La proliferación de alfabetos ha hecho que la lengua mapuche carezca de uniformidad en su escritura. Si bien los estudiosos del mapudungún no faltan, lo que sí escasea es la voluntad para que a través de un alfabeto único se imparta de una vez por todas educación bilingüe generalizada a los niños mapuches.

La noticia era simple, y la voz anunciante confiable: se había aprobado un alfabeto mapuche único. La fuente era el asesor de Educación y Cultura de la Conadi, el señor Juan Ñanculef. La relevancia de la noticia no era menor. Hasta ahora existían a lo menos 2 alfabetos mapuches de uso más generalizado y otras tantas propuestas - "entre 10 y 15", nos asegura el lingüista Arturo Hernández- de utilización más restringida. El entusiasmo de traspasar al papel una lengua ágrafa había resultado académicamente provechoso, aunque en términos prácticos esto resultara incómodo. Se instaló el tema en las universidades y se realizaron estudios, pero el mismo entusiasmo redundó en que tanta diversidad en la interpretación fonética terminó impidiendo que se aunaran criterios y lograr un sistema único y uniforme que facilitara la impresión de textos de utilización eneralizada (pensemos qué sería de la enseñanza del castellano si existera más de una forma de escribirlo).
Fuente: El Mercurio de Santiago

2000
29
MARZO
Fredes, Iván (1999)
Tiene 6 vocales y 22 consonantes y es el primer paso para avanzar en la educación intercultural, imprimir nuevos textos y diseñar un silabario oficial para la enseñanza del mapudungun.

La palabra "mapuche" (gente de la tierra, en voz indígena) continuará escribiéndose tal cual y no alternativamente mapuce o mapuxe, como figura actualmente en algunos textos, según sean empleados uno u otro de varios alfabetos.

Esto, porque desde ahora la enseñanza, difusión e impresos se hará con un único y oficial alfabeto, que fusionó otros seis textos en un solo grafemario, para terminar de esa forma con un caos lingüístico, con más de medio siglo de polémica vigencia.

La milenaria cultura mapuche no conocía ni desarrolló la escritura y lo más cercano a ella hasta antes de la llegada de los españoles fueron símbolos incorporados en tejidos o cerámicas (animales, grecas o figuras geométricas) que podían "leerse" como jeroglifos.
Fuente: El Mercurio de Santiago

 


©2019 Música de Chile
Diseño y programación: Marcos Maldonado Aguirre
La Florida, Santiago de Chile
Ultima actualización y corrección: 1 de agosto de 2019