Música de Chile
Enero 16, 2005
La Orquesta de Osorno que hizo historia
Garrido, Loreto (2005)
La Sinfónica de nuestra ciudad marcó décadas de éxito a nivel nacional, pero dejó de tocar para siempre a fines de los 70.

La tradición musical de Osorno se remonta a la llegada de los primeros colonos alemanes a mediados del siglo XIX. Luego, con la fundación del Colegio Alemán llegaron profesores de música que instruyeron a sus alumnos en el arte de hacer música, el énfasis se daba en la formación de coros musicales y luego surgieron bandas como el grupo Germania en 1899.

En los años 30 se forma la primera orquesta de cámara en la ciudad y en la decada del 50 la Sociedad Musical de Osorno ya hacía gestiones para presentar solistas, especialmente pianistas, porque en esos años Osorno contaba con un excelente piano, instrumento que aún está en el Teatro Municipal aunque en pésimas condiciones.

Luego, en 1960, nació el Coro Polifónico de Osorno, dirigido por Elisa Galaz, una agrupacion vocal que contó con gran prestigio en el país, participando en grandes festivales a nivel nacional, en ciudades como Viña del Mar, Linares y Santiago.<

El primer antecedente de la Orquesta Filarmónica de Osorno lo constituyó la "Orquesta de Salón" en 1952, formada por un conjunto de 27 músicos aficionados. La directora fue Flora Inostroza y el ensayo estaba a cargo de Max Lazar. Este grupo se disolvió al poco tiempo y los integrantes formaron el "Grupo Orquestal Sinfonie" en 1959, esta asociación buscaba formar una sociedad que procurara la creación de un conjunto instrumental local para contribuir al progreso cultural de Osorno y además captar a la juventud que tuviera talento musical.

Durante este año, la agrupación musical cambió su nombre a "Grupo Orquestal Osorno" y efectuó sus primeras presentaciones en el Aula Magna del Colegio Alemán y luego en la Iglesia Luterana.

En 1961 el conjunto adoptó su nombre definitivo "Orquesta Filarmónica de Osorno" y gracias a la colaboración de la Sociedad Musical de Osorno se logró traer al primer director de la orquesta filármonica, Alois Niesner, un concertino violinista, en esos años estudiante de la Escuela Superior de Música de Frankfurt, que se convirtió en el primer integrante profesional de la orquesta. La Sinfónica realizó en 1961 giras a distintas localidades, como La Unión, Los Lagos, Purranque, Frutillar, Puerto Montt, Aysén y Coyhaique.

En 1965-1966 con el respaldo de la Municipalidad de Osorno y del Departamento Coordinador de Centros Universitarios de la Universidad de Chile, se concretó la contratacion de David Serendero, un destacado violinista, como director titular. La primera temporada oficial en la que participaron numerosos solistas y jefes de cuerdas destacados a nivel nacional, fue un éxito. Esta temporada la orquesta realizó 26 conciertos, logrando levantar su nivel interpretativo.

En 1967 se montó la tercera temporada oficial de abono, bajo la dirección de Joaquín Taulis Yunge, la orquesta sigue cosechando éxitos, y su nombre ocupa un sitio destacado dentro de la provincia y el país. En 1968 se monta la cuarta temporada de conciertos bajo la dirección de Agustín Cullell, la orquesta ya goza de una consolidación que se forjó en años de esfuerzo. Al año siguiente, Francisco Rettig, conocido maestro a nivel nacional, asume la direccion de la quinta temporada de conciertos, la que nuevamente resulta un éxito, señalando un camino espectacular que 10 años después, en 1978, culminó con la última presentación de la Sinfónica de Osorno.

Los instrumentos que se usaban en las presentaciones eran propiedad de cada músico, además de un clavecín, flautas, clarinetes, trompetas, oboe y fagot donados desde Alemania.

No todos los integrantes de la Orquesta Filarmónica de Osorno eran profesionales. En la agrupación se encontraban profesores básicos a los que se instruía en la música en la Escuela Normal, empleados, bancarios, comerciantes, integrantes de orquestas bailables, entre otros.

Hoy esta orquesta ya no existe, los músicos osorninos actuales no se han vuelto a reunir para formar lo que antaño fue la Gran Orquesta Sinfónica de Osorno. El potencial musical en la zona está vigente, hay jóvenes osorninos con talento y futuro, como el pequeño pianista Pablo Fernández de 12 años, o como Luis Alberto Rivera y Alfonso Montecinos también pianistas, este último discípulo de Claudio Arrau y profesor de piano en Estados Unidos.
Fuente: Diario Austral de Osorno

<< Andacollo: Santuario mariano en los Andes chilenos... Recuerdan a Violeta Parra >>


©2019 Música de Chile
Diseño y programación: Marcos Maldonado Aguirre
La Florida, Santiago de Chile