Música de Chile
2000
10
SEPTIEMBRE
Somarriva Q., Marcelo (2000)
Este artículo entrega sólo una muestra parcial de cómo se veían estas décadas a sí mismas. Muchas veces nos encontraremos con las proyecciones ideales de las generaciones o con promesas que ponían en el camino los fenómenos históricos o sociales; otras, simplemente, con la historia de la tontera, de lo ridículo. Por último, el juez es siempre el tiempo, y nosotros estamos demasiado cerca.

Las décadas de los ochenta y noventa fueron bastante proclives a mirarse a sí mismas. En su momento, cada una de ellas intentó definirse o encontrar sus características más propias.

Conviene añadir que estas visiones tan abarcantes responden generalmente a inquietudes juveniles, ya que por lo general es a esa edad cuando se permiten empresas tan ambiciosas y generalizadoras. Sin embargo, por un fenómeno peculiar, estos arranques juveniles a primera vista descartables logran propagarse y contagiar la perspectiva que se llega a tener sobre las épocas enteras.

2000
6
SEPTIEMBRE
Muñoz H., Juan Antonio (1999)
Un historiador para la música y también un hombre que se preocupó de preservar lo bello para Chile. Así fue Samuel Claro Valdés, espíritu apasionado en la defensa del silencio, de la educación, de la infancia, de las tradiciones y de los artistas. Falleció hace 5 años, un 10 de octubre. Presentamos una selección de párrafos de artículos suyos que parecen plenos de actualidad y resonancias.

A Samuel Claro Valdés (1934-1994) se debe el rescate de obras musicales de gran importancia para el patrimonio nacional y latinoamericano, como también un pensamiento orientado a robustecer la educación musical chilena y a preservar la tradición, que entendía como todo lo bello que surge del espíritu humano.

Si bien estudió composición y musicología en la Universidad de Chile, además de violín y piano con profesores privados, prefirió después de un tiempo dedicarse a la investigación. La razón: "No me decidí a componer para iniciados, ya que lo que quería decir ya había sido dicho antes... Pero lo que colmó el vaso fue darme cuenta de que, con el simple expediente de mover perillas de sintetizadores, aparecieron una serie de compositores que no sabían una jota de música". Entre sus obras musicales destacan "Cinco piezas para piano", "Tres invenciones cromáticas para piano" y "Cuatro piezas para violín y piano", aparte de algunas obras corales.

2000
3
SEPTIEMBRE
El Mercurio de Santiago (1999)
Internet nos ofrece la posibilidad de conocer los orígenes de la cueca y la evolución del Himno Nacional. También nos enseña a cocinar unas jugosas empanadas y nos informa de cómo los chilenos en el extranjero celebrarán las Fiestas Patrias, ya sea a través de fondas virtuales o conciertos folclóricos.

Sin duda que la chilenidad tiene un lugar privilegiado en Internet. Al realizar un recorrido virtual por distintos metabuscadores es posible localizar más de un centenar de páginas dedicas a celebrar la fiesta de la chilenidad. Cabe destacar que la fiesta patriótica más importante durante la Patria Vieja fue la celebración del 25 de mayo, aniversario de la inauguración del primer gobierno nacional de las "Provincias Unidas del Plata", es decir Argentina. Nadie se acordaba del 18 de septiembre, fecha de instalación de la Primera Junta de Gobierno, que no fue acto de emancipación sino de adhesión al rey de España, Fernando VII.

2000
28
AGOSTO
Donoso Arellano, Jaime (1999)
En un mundo atiborrado de sonidos de variada calidad y calibre, creadores musicales, intérpretes y auditores debieran ser conminados a reflexionar juntos sobre sus deberes y prerrogativas. El autor propone la necesidad del silencio total, para desde él volver a descubrir el poder de la música.

En la trayectoria que describe la obra de arte, desde el creador al receptor - pasando por el intermediario, como en la música-, nunca es suficiente lo que pueda inventarse para ayudar a que los receptores sepan apreciar las bondades de una propuesta artística. Esto vale para todas las disciplinas. Hay lectores de novelas, públicos para los filmes, auditores para la música, observadores de obras plásticas, consumidores de productos de arte en general que, en abrumadora mayoría, no poseen los elementos mínimos para diferenciar lo pequeño de lo grande y saber reconocer cuándo están en presencia de un hito histórico cuyo valor estético puede darle un vuelco a su vida. El best-seller entretiene y muere; la gran novela deja semillas enterradas en el lector que comienzan a germinar y pueden dar frutos durante toda su existencia.

2000
18
JUNIO
CANCHA, TIRO Y LADO: El origen de esta expresión también está en la hípica y, más puntualmente, en las carreras a la chilena donde -de acuerdo a la tradición y a sus reglas- compiten dos jinetes. Dar "cancha tiro y lado" quiere decir que uno de los competidores le ofrece ventajas a su adversario. Le permite escoger el lado por el que prefiere correr, la pista y, además, le permite partir primero. Con este término se pretende manifestar superioridad frente a otra persona.


 


©2018 Música de Chile
Diseño y programación: Marcos Maldonado Aguirre
La Florida, Santiago de Chile