Música de Chile
Marzo 19, 2000
Despedida a Arturo San Martín Bello
Andreu Ricart, Ramón (2000)

Ramón Andreu Ricart, Bigotitus,
en representación de los Tunos Decanos:
Carlos Obaid, Angel Muñoz y Pancho Caucamán
Santiago de Chile, 19 de marzo 2000

El 17 de marzo, a los 56 años, de un paro cardíaco, dejó de existir Arturo San Martín, "el gordo". Nacido en la sureña ciudad de Valdivia, fue destacado agente difusor de la cultura tradicional chilena y particularmente de las Estudiantinas y Tunas, campo en el cual fue pilar fundamental en el resurgimiento contemporáneo de un movimiento chileno. En este Arte, se inicio en 1980, en la Estudiantina Raíces y luego fue fundador de la Estudiantina de La Chimba (1983) y colaborador de innumerables agrupaciones que siempre encontraron su apoyo. También fue destacado integrante del Grupo Chagual, que naciera y creciera de la mano de Violeta Parra. Desde el quehacer cultural de la Presidencia de la República fue impulsor del Tren de la Cultura, y de las diferentes expresiones del arte, privilegiando el rescate de los valores regionales jóvenes.

Integrantes de la Estudiantina Raíces con su Madrina Matilda viuda de Pablo Neruda (1982)
Integrantes de la Estudiantina Raíces con su Madrina Matilde viuda de Pablo de Neruda (1982).
El mundo de la cultura se dio cita el día de su partida para expresarle con su arte el reconocimiento a su aporte que ha dejado profundas huellas en la identidad nacional. En el cementerio, se leyeron los saludos que llegaron desde los diferentes rincones del continente tunístico y le despidieron emocionados representantes de los folkloristas, de los compositores chilenos, de sus compañeros del Instituto valdiviano, de sus hermanos Tunos Decanos y agradeció su esposa Rosario Pérez, destacada maestra nacional. Próximamente, sus semillas serán devueltas por las Estudiantinas a las aguas de su río Calle Calle.

Despedida de los tunos decanos
Amigos todos:

Mis hermanos Tunos Decanos me han conferido el inmerecido honor de decir algunas palabras en estos momentos de tantas emociones y recuerdos.
Nos han dicho que Arturo ha partido de nuestro lado, que los alegres trinos de su noble corazón se han detenido, que la cadena de nuestra fraternidad se ha cortado, que un eslabón ha emprendido viaje por la ronda eterna.
La noticia nos ha golpeado en lo mas profundo de nuestro afecto. No ha sido fácil aceptarlo. Las bandurrias se silencian, nuestro canto a medio camino en las gargantas se enluta, para recordar y rendir homenaje a quien nos abrió las acogedoras puertas de su amistad y con quien, corazón a corazón, derrotamos los molinos de vientos.
Prontamente la noticia se expandió entre los tunos del universo: Ha partido Arturo San Martín Bello, "El gordo", hombre sabio de noble madera, sureño brotado de entre los lluviosos torreones y ríos valdivianos, amplio corazón cancionero.
De fecunda, portentosa y verídica voz entrego su vida al rescate de nuestra cultura, al renacer de las Estudiantinas chilenas y, sin duda, a la defensa de nuestro pueblo.
Hace casi tres décadas, nuestro "gordo San Martín", acompañado de cinco o seis compañeros, inspirados en revivir una larga tradición chilena, vistieron traje de antiguo estudiante, y en rondas pioneras salieron por las calles aún vacías de trinos, cintas y capas, para cautivar doncellas, alegrar corazones y esperanzar desposeídos. Eran los plurales Arturos, Carlos, Ramones, Angeles, Panchos, Manueles, Juan Carlos, Migueles,... eran los decanos de Raíces evangelizando de serenatas la tierra... y de esta semilla capitalina fueron germinando grupos, Congresos, Encuentros, Consejos... Chimbas, Santiagos, Magisterios, Victorias, Auroras, neonatales Raíces, Calicantos, sueños santiaguinos. Hace cinco años, jefes de Tunas y Estudiantinas, lo reconocieron Tuno Decano, junto a sus compañeros de anhelos.
Así era "El gordo", entusiasta y motivador, solidario frente al dolor ajeno, luchador incansable y generoso a corazón abierto, como así siempre estuvo su mesa, su cálida mano y su noble familia... a Charito, a Tania, a Robín,... patria huilliche de nuestra tierra,... nuestra admiración y nuestro agradecido respeto...

Mi hermano Arturo: Hoy me han dicho que has muerto, que has partido, me rebelo ante esa idea. ¿Como puedes haber partido, si estás y vivirás en nuestros afectos?, ¿si te multiplicaras en tu obra?, silente padre tunero. Ven!, Arturo, no te vayas, bebe de tu copa y regálanos una vez mas de tu canto y de tus sueños, ...¡y!, soñemos... ¿organicemos un Encuentro?, uno que lleve tu nombre, que nos reúna en tu recuerdo... Gordo querido, cuenta con eso!!, pues te prometo que hoy ha nacido un Encuentro que mantendrá vivo tus sueños... oye, pero antes de emprender la ronda deja invitados a nuestros amigos para que el próximo año, en este mismo día, se vengan a reencontrar contigo, ¿te parece?... ¡Es un acuerdo!


Fuente: http://www.geocities.com/notitunas/Arturo/arturo.html [Ronda La Tuna]

<< En busca del rock perdido Aprueban alfabeto mapuche único >>


©2018 Música de Chile
Diseño y programación: Marcos Maldonado Aguirre
La Florida, Santiago de Chile