Usuarios Activos:25
 Total de visitas:1374563
Revista
La Cpu Coja
Portal Quilapayún - Chile
Folklore Chileno
Nuestro.Cl
Musica.Cl
Cueca Chilena
Fondo Margot Loyola
Rock Chileno
Bandas de Chile
Enciclopedia del Rock Chileno
Folclore Chileno
Archivo Rock
Vamos Chile
Coros de Chile
Nano Acevedo
Portal de los Músicos Chilenos
Web Hosting & Web Design
Jaime Atria


Jaime AtriaMultifacético. Tal vez esta expresión defina mejor que ninguna la personalidad de Jaime Atria. Compositor, poeta, intérprete, egresado de Derecho, periodista, relacionador público, profesor de turismo y artesano en fierro viejo, fueron algunas de sus múltiples actividades creativas. Sólo en el campo musical, el autor de La Consentida compuso un millar de canciones, de las cuales fueron grabadas más de 200.
Nacido en Santiago el 23 de febrero de 1919, era alegre, amistoso y no pasaba nunca inadvertido. El décimo de los 12 hijos del médico Arturo Atria Osorio y de Ambrosina Ramírez, Jaime fue décimo entre doce hermanos. Su educación secundaria la completó en el Liceo Alemán de Santiago, y luego pasó a estudiar Derecho en la Universidad de Chile, de donde egresó para realizar su práctica; sin embargo, no se tituló.

Empezó a componer a los 14 años música de inspiración folklórica chilena, en forma autodidacta. Muy joven, formó el grupo "Los Querentanos", dedicado a interpretar temas mexicanos, de gran arraigo tanto en sectores populares como altos de la época, e incluso algunos temas compuestos por él mismo. El conjunto tuvo destacadas actuaciones en radioemisoras y escenarios de entonces. También integró otros conjuntos en sus años de estudiante universitario tales como "Los Caporales", "Los Huasos Sureños"- y, posteriormente, actúa como solista en radio, televisión y diversos lugares de atracción turística a los largo del país.

En 1948 se casó con Alicia Rosselot Siegmund, con quien tuvo ocho hijos, cuatro varones y cuatro mujeres. El matrimonio se separó en 1964. Posteriormente, inicia una relación con Gloria Spoerer Andrews, y fruto de ella nació, en 1974, una niña, que sería su noveno hijo.

Sus obras han sido difundidas por los principales artistas chilenos y extranjeros (los Cuatro Cuartos, Lucho Gatica, Esther Soré, Pedro Messone, Los Huasos Quincheros, Sonia y Myriam, Pedro Vargas, Armando Manzanero).

En 1961 En 1961 obtuvo el primer lugar en la competencia folclórica del Festival de Viña del Mar con la cueca La Consentida, sin duda la más emblemática de todas las cuecas chilenas. Venció también en la competencia internacional del Festival de Viña de 1966 con el tema "Por creer en ti", de co-autoría con Marco Aurelio. Obtuvo destacada participación en otras versiones del mismo festival, con segundos y terceros lugares, tanto en género folclórico como en internacional.

En 1971, en el mismo festival, se presentó con la cueca La Violeta y la Parra, homenaje póstumo a la conocida folclorista Violeta Parra. Con Violeta había trabado alguna relación profesional, e incluso Atria había interpretado su música en la muy popular Carpa-Peña de la compositora. La Violeta y la Parra fue interpretado por Villadiego, y de inmediato gozó de la preferencia del público, destacando como la primera cueca que incluía una completa orquestación, y por su innovadora métrica. Insólitamente, el tema fue descalificado debido a una absurda acusación de plagio. Como era de esperar, la acusación no prosperó y generó airadas reacciones de los especialistas. Hoy día es considerada una de las grandes cuecas nacionales.

Destacan, entre otras, La Carreta (Primer Premio en el Festival de la Canción Mundial, en 1962), Por Creer en Ti y El Caracol y la Rosa (Viña, 1965), Asómate a mi Vida (Finalista en Rio de Jainero, 1967), Hoy Creo en Dios (Primer Premio en los Juegos Municipales, Santiago, 1965), La Veredita de Olmué (Primer Premio Festival de Olmué, 1977) y Noche Callada, declarada "La Gran Canción" entre 105 composiciones que abarcaban el período 1920-1960, intepretadas durante cuatro meses en el programa homónimo del Televisión Nacional de Chile (1978). Según contaba, de este bolero sólo en México había 30 versiones diferentes. Su obra La Violeta y La Parra fue muy polémica a comienzos de los 70, ya que es la primera cueca que se grabó con orquesta. Creó numerosas canciones de amor -Si, si, no, no (vals), No sé llorar, El Beso de tu Amor, Cada Noche Contigo- y otras con gran sentimiento social: El Minero de Lota.

Componía por inspiración, en forma muy rápida, apuntando ideas y frases que rumiaba hasta que tomaban forma junto al piano o la guitarra. En su juventud, la década del 30, desarrolló a fondo su vena literaria, ganando diversos concursos de cuentos y poesías. Colaboró en forma permanente en las revistas Estudio y Atenea y, junto a otros artistas, organizó el recibimiento que le otorgó Chile a Gabriela Mistral cuando fue agraciada con el Premio Nobel. Autor que incursionó en variados géneros musicales, compuso también sambas, ritmos tropicales, tonadas, ritmos de folclore nortino y sureño, etc., por lo que su producción alcanza fácilmente los trescientos temas. Por ello no extraña que Jaime Atria se presentara en innumerables y destacados festivales en Chile y el exterior. Por ejemplo, fue el representante nacional en el Festival de Río, en Brasil, en 1966, y jurado en el mismo Festival al año siguiente.

En Chile, el prestigioso Festival de Angol otorga anualmente un premio que lleva su nombre, no sólo por el significado que tiene en el ámbito de la música nacional, sino por la colaboración que prestara en la difusión de dicho evento de la música criolla. Fue miembro fundador de la Sociedad de Autores y Compositores de Chile. Atria compuso más de mil canciones, de las que 250 fueron grabadas por intérpretes como Ester Soré, Silvia Infantas, "Los Huasos Quincheros", Sonia y Myriam y Lucho Gatica. Colaboró también en muchas otras actividades en el mundo de la música. Entre 1960 y 1970 fundó numerosos festivales estudiantiles y colaboró en muchos otros.

Paralelamente a sus actividades musicales, Jaime Atria trabajó en distintos ámbitos del sector público y privado, como la Corporación del Cobre, la Comisión Coordinadora Para la Zona Norte, la Municipalidad de Las Condes, la Compañía Minera Sahli Hochschild, y otras, fundamentalmente en Relaciones Públicas. Fue socio-fundador del Club Santa Rosa de Las Condes (de la Universidad Católica) y del Club de Yates de Papudo, y perteneció además al Círculo de Periodistas.

De carácter alegre, simpático y amistoso desde su infancia, familiares y amigos le recuerdan muchas anécdotas singulares. Así, por ilustrar con un ejemplo, "Los Huasos Quincheros" cuentan de una ocasión en Nueva York cuando, molestos los vecinos por los cantos y la bulla que tenían los chilenos en su habitación, llamaron a la policía. Al llegar la autoridad, el compositor Atria y uno de los del conjunto se escabulleron y salieron del edificio. Al ver el vehículo policial estacionado y con las llaves puestas, Atria se subió, arrancó el motor, ¡y se dio una vueltecita!

Desgraciadamente, el cáncer lo hizo su víctima, y luego de una larga y penosa enfermedad, falleció en Santiago el 13 de marzo de 1984, a la edad de 65 años. Sus restos descansan en el Mausoleo de la familia en el Cementerio Católico de Santiago.


Recuerdos Entre Cuerdas
Diapasón Porteño - Cuarteto de Guitarras

SiteRing by Bravenet.com
  
www.musicadechile.com
Hosted by KOKE DOT NET
Webmaster: Marcos Maldonado Aguirre
La Florida, Santiago de Chile